La Importancia de Compartir
Dante López

Durante casi tres días tuvimos la oportunidad de compartir un evento de CEPABRASIL en la ciudad de Bento Gonçalves en el que el tema central era “La Identidad del Espiritismo”, del que se informa en esta edición de América Espírita.

El tema es siempre de actualidad, y en el intercambio sobre las realidades que se viven en los distintos países se entiende la angustia y el dolor que viven los que ven distorsionado un conocimiento que tiene la potencialidad de liberar al hombre y fue convertido en otra religión, con las implicancias de inmovilismo que este concepto conlleva. Pero vemos que esa preocupación ha sido el acicate que ha llevado a muchos intelectuales estudiosos de la Doctrina Espírita a profundizar su estudio, a comparar sus postulados con los de la filosofía y los nuevos conocimientos, y desde allí potenciar su producción literaria en pos de ofrecer al mundo su visión progresista, libre de ataduras atávicas.
Así, pudimos acceder a exposiciones de una profundidad admirable, donde la pasión y la razón se unieron para tratar de superar ese dolor y convertirlo en acción.
Rescatamos los cuatro puntos que expuso el Profesor Luiz Signates como disparadores de esa acción, que compartimos ampliamente:

Los espíritas deberíamos participar de:

  • El debate para lograr una Sociedad mejor, más justa, más equitativa, más solidaria.
  • La Espiritualización del mundo, que ya ha comenzado por varios caminos.
  • La Cuarta Fase del Espiritismo: La transformación moral.
  • El compromiso con el Movimiento Espírita.

Es que cuando el espíritu encarnado comprende su propia trascendencia, entiende que cada pensamiento, cada sentimiento, cada acción tiene repercusiones en el contexto de la Vida Universal, donde todo está maravillosamente conectado.
Gracias a la excelente exposición de nuestro amigo Moacir Costa de Araújo Lima pudimos comprender mejor cómo la posición del observador hace la diferencia en cualquier instancia y la responsabilidad que nos cabe en la modificación del Planeta.
Pero esa modificación tiene, necesariamente que comenzar en el interior de cada uno de nosotros, de lo contrario no tendrá el efecto deseado, porque la evolución es un proceso mucho más profundo de lo que podemos comprender y donde cada uno de nosotros es un pequeño factor que colabora.
Creemos que en la CEPA están dadas las condiciones para trabajar en este sentido, en un ambiente de armonía, de discusión amplia y tolerante, de amistad y solidaridad, y sobre todo de alegría por abrazar un conocimiento en el que la razón y la pasión pueden ir de la mano para construir una sociedad mejor.

 

Regresar

MOVIMIENTO DE CULTURA ESPIRITA, CIMA. Todos los derechos reservados 2011.